Vermont celebra su 30 aniversario
[06/05/2014] Oxford se impone a Cambridge en una accidentada edición

En una controvertida regata de la Boat Race – competición que enfrenta a las Universidades de Oxford y Cambridge desde 1829 – Oxford logró la victoria con uno de los mayores márgenes de los últimos años.

En una jornada nublada y con fuertes rachas de viento del sudoeste, era de prever que la técnica jugara un papel tan importante como la resistencia. Oxford partía como favorito una vez pasados los tests invernales y por ello las casas de apuestas británicas los daban como claros favoritos para esta 160 edición de la regata universitaria más famosa del mundo.

Oxford venció en el sorteo y pudo elegir calle. Eligieron la de la Estación de Surrey, que ofrece la ventaja de tomar la curva de Surrey por dentro hacia mitad de la regata. Sin embargo, Cambridge tendría una pequeña ventaja en la curva de Middlesex nada más pasar el Muro de Fulham.

En cuanto se dio la salida ambos botes fueron a por todas, por encima de las 40 paladas por minuto, tomando enseguida Oxford una pequeñísima ventaja. Tal y como se esperaba, los dos botes iban pegados el uno al otro, siendo Cambridge avisada por el juez para alejarse de la trayectoria de Oxford. Los de Cambridge aprovecharon una curvatura del río para deshacer la ventaja de Oxford y pasar por Town Buoy igualados.

Con ambos botes remando a 35 paladas por minuto, Oxford comenzó a hacer valer su poderío, sacando un tercio de bote a Cambridge a la altura de Crabtree Reach. Justo después de haber completado la primera milla, con cinco minutos remados, llegó el momento que decantó la balanza definitivamente. El juez árbitro advirtió a Oxford, que ahora tenía una ventaja de casi un bote, y estos se echaron a un lado. Sin embargo, Cambridge siguió la trayectoria de Oxford y la pala del remero de Cambridge Luke Juckett chocó con la del remero neozelandés de Oxford Sam O’Connor. El remero de Cambridge trabó, perdió el control y a punto estuvo de acabar en el agua. Curiosamente, Oxford iba con remos Concept2, mientras que Cambridge había decidido cambiar de marca tras varios años en que ambas embarcaciones seleccionaban nuestros remos.

Oxford aprovechó el momento para alejarse de sus rivales, que perdieron en el lance varias paladas. Peor aún, el portante del remero de Cambridge, Juckett, se había doblado lo que hacía que la inclinación de la pala no fuera la correcta dentro del agua, por lo que apenas podía contribuir en la bogada de sus compañeros.

Al paso por el Puente de Hammersmith, Oxford tenía una ventaja de 8 segundos, lo que les permitía elegir la mejor trazada en las curvas del río Támesis a su paso por Londres. Continuaron aumentando su ventaja a un ritmo constante de 33 paladas por minuto, mientras los de Cambridge iban cada vez más desmoralizados. En Chiswick Steps la ventaja de Oxford ya era de 16 segundos, en el Puente de Barnes de 28 segundos y en la línea de llegada la ventaja eran unos eternos 32 segundos.

El timonel de Cambridge, Ian Middleton, levantó los brazos en señal de protesta pero no sirvió de nada. El árbitro explicó más tarde: “Me preocupaba la posición de Oxford, de modo que les advertí y se movieron inmediatamente. Un segundo después estaba contento con la posición de ambos botes, pero entonces vi que Cambridge cambiaba de rumbo hacia Oxford, de modo que advertí a Cambridge. Lo siguiente que pasó es que chocaron las palas ligeramente… aunque el impacto fue tremendo”.

Sobre la reclamación de Cambridge, afirmó: “La visión de Cambridge es que cuando ocurrió el choque, Oxford no estaba donde debía. Desde mi punto de vista, Oxford estaba en su calle, bastante claramente. El contacto sólo pudo ser en aguas neutrales o en el peor de los casos debido a que Cambridge no iba por su calle, por lo que la demanda de Cambridge fue desestimada”.

El entrenador de Cambridge estaba lógicamente consternado: “No puedo comentar nada hasta que haya visto la repetición. Sabíamos que iba a ser una regata dura y me siento tremendamente orgulloso de mis remeros”, afirmó Steve Trapmore.

El presidente de Oxford, Malcom Howard, felicitó a su entrenador y a sus remeros por un gran año. “No creo que el choque de palas haya condicionado el resultado, íbamos muy bien y habíamos comenzado a sacarles una ligera ventaja. Nos estábamos alejando y hubiésemos seguido alejándonos de ellos aunque no hubiese habido ningún incidente”.

El entrenador de Oxford, Bowden, afirmó: “Podemos hacer un gran balance de esta temporada. Creo que este año hemos alcanzado un nivel realmente elevado. El choque de palas es una de las cosas que pasan. Cambridge comenzó muy fuerte pero les estábamos dejando atrás.”

En la regata femenina, las remeras de Oxford también lograron imponerse a sus rivales de Cambridge, logrando de esta forma Oxford el doblete, al lograr la victoria masculina y femenina.

Buscar en archivo


Archivo de noticias
Remos indoor concept2 Bicicletas indoor Wattbike Ergómetros natación Vasa Acelerómetros Actigraph Cintas de correr H-P-Cosmos
Filippi Cronómetros cuentapaladas Nielsen-Kellerman Kayak-ergómetros Weba Analizadores Hach Lange Aerobis
/

Tel: 943 31 37 88 / 943 31 37 97
Fax: 943 21 88 97