Vermont celebra su 30 aniversario
[15/09/2015] El asiento en el Remo Indoor

Para terminar con nuestra serie de discusiones sobre las conexiones entre el atleta y la máquina de remo, echaremos un vistazo en profundidad al asiento. Anteriormente hemos discutido sobre la empuñadura y los calapiés.

EL uso de un asiento deslizante es lo que separa el remo olímpico del remo tradicional. En el banco fijo, el remero sólo puede utilizar los brazos y el cuerpo para realizar paladas cortas. En un bote de remo olímpico, la suma de un asiento deslizante hace que se pueda explotar la potencia de las piernas, y se puede propulsar el bote con paladas más largas. La posición de sentado en el remo hace que sea un deporte de bajo impacto, y por tanto, más accesible a distintos tamaños y capacidades.

Ejercitarse en posición sentada coloca a los músculos del glúteo máximo a trabajar - ¡a la vez que estás sentado sobre ellos!

Vamos a ver cómo tomar asiento en el carro del remoergómetro.

Es importante no llevar ropa suelta como camisetas largas o pantalones holgados que se puedan enganchar con los rodillos del asiento. Recomendamos meter las camisetas holgadas por dentro y llevar ropa ceñida.

También, por favor mantén a los niños, animales y dedos alejados de los rodillos del asiento. Los rodillos del asiento pueden causar lesión.

El asiento proporciona una plataforma estable para remar y deberías sentarte cómodamente en la mitad del mismo. Sentarse demasiado hacia delante o hacia atrás puede suponer un peor balance, lo mismo que si te sientas más a un lado que al otro. Siéntate relajadamente. Para algunas personas se hace necesario una base más ancha y estable, en cuyo caso nuestro asiento adaptado puede suponer una ayuda. Sin embargo, esta posición adaptada de remo limita el movimiento completo de la palada del remo y sólo se debería utilizar teniendo en cuenta que el movimiento no será el mismo.

Un error habitual es “saltar en el asiento”, lo que puede suceder especialmente cuando el atleta comienza a remar más rápido y más fuerte. En esta situación el atleta puede literalmente saltar del asiento cayendo al monorraíl. Esto interrumpe la palada y nos muestra algunos posibles errores técnicos:

1. Cuando se “va el culo” (como se ve en el minuto 5:40 del vídeo http://www.concept2.com/indoor-rowers/training/technique-videos/common-errors) lo que sucede es que se empuja el carro hacia atrás rápidamente sin que el cuerpo lo siga. Al remar más fuerte, este impulso puede empujar el asiento hacia atrás, dejando al atleta retrasado. Este vídeo ofrece unas sugerencias para estar conectado en el pase con las piernas,  espalda y brazos.

2. Al empujar desde los calapiés, es importante mantener ese impulso horizontal. Cualquier movimiento vertical puede quitar tu peso del asiento y permitir que este se escape. Comprueba la posición de los pies para asegurarte de que no están demasiado bajos, lo que provoca el empuje hacia arriba.

Para una sensación de suavidad, y para extender la vida de los rodillos del asiento, asegúrate de mantener el monorraíl y los rodillos limpios. Todo lo que hace falta es pasar un trapo por el monorraíl y los rodillos de forma regular. El residuo negruzco en el monorraíl puede indicar un desgaste de los rodillos del asiento. Esto es normal: los rodillos del asiento son una parte desgastable que hará falta cambiar en algún momento. Si experimentas una sensación de baches bajo tu asiento, quizás sea el momento. Este repuesto no es caro y se puede comprar llamándonos por teléfono. 

Buscar en archivo


Archivo de noticias
Remos indoor concept2 Bicicletas indoor Wattbike Ergómetros natación Vasa Acelerómetros Actigraph Cintas de correr H-P-Cosmos
Filippi Cronómetros cuentapaladas Nielsen-Kellerman Kayak-ergómetros Weba Analizadores Hach Lange Aerobis
/

Tel: 943 31 37 88 / 943 31 37 97
Fax: 943 21 88 97